La mejor parte de fabrica de challas

55 feccionaban en la imprenta La Moderna, para mejor información de los asistentes. Pero no fue suficiente. En su despedida, el empresario Eliserio Werchez lamentaba, más que el cerradura, el hecho de que numeroso personal se vea privado del pan que puntualmente aportaba al sustento del hogar 149. Pero esta batalla pírrica había dejado incluso un herido en la cantón del frente. Los De la Presa se bajaban del negocio del espectáculo, dándose a la búsqueda de algún patrón o compañía que se hiciera cargo del teatro inaugurado un año antes. Fracaso o no, la verdad indicaba que Melipilla había cambiado. Ahora sí podía admitir compañías teatrales. Y esta asidua presencia, sumada a un constante vínculo con la hacienda, servía para el florecimiento de agrupaciones culturales que, a diferencia de los abriles anteriores, abrazaron el teatro como su disciplina principal. Es Campeóní como entre 1933 y 1935 se forman el Conjunto Artístico José Manuel Balmaceda y el Centro Exquisito Melipilla, acogiendo en su seno a jóvenes valores que desarrollan monólogos y danzas, recitan y se aventuran a interpretar sainetes, comedias y obras nacionales del vigoroso grupo de guionistas y dramaturgos que Chile, y especialmente Santiago, entrega al país. Todo ello en un momento en que el teatro Doméstico iniciaba un segundo tiempo en su ampliación con la formación de los teatros universitarios 150. El Teatro Serrano fue un espacio para presentar ocasionalmente los montajes de estos recientes grupos melipillanos, más como parte de fiestas de caridad o en la Fiesta de la Prima- 149 El Labrador, 21 de octubre de Pradenas, Luis, Teatro en Ají. Huellas y trayectorias. Siglos XVI-XX, Santiago de Ají, LOM, 2006, pp.

Carpenter, Frank, South America. Social, Industrial and Political. A twenty-five-thousand-mile journey in search of information, Akron, Ohio, The Saalfield Publishing Company, New York and Chicago, 1901, p consolidó como el mayor escenario artístico del país y principal espacio del espectáculo social 68. Fueron estos teatros, aún desde un inicio, el lugar donde se reunían las aristocracias locales. Sobre este momento, Núñez menciona: caballeros y señoritos, damas y matriarcas se vestían a la moda para las óperas italianas. La sociedad dirigente definitivamente disfrutaba mucho del hecho inédito de escucharse entre sí y de mandarse a sí misma, constituyendo un poder autónomo y nuevo que percibió a la cultura popular y étnica como un atraso que se debía invisibilizar 69. Las familias Edwards y Matte poseían sus aposentaduríVencedor, los jovencitos adoraban a las cantantes líricas, las niñTriunfador querían tomar clases de canto y los nombres de Verdi y Puccini eran asimilables a los que durante el siglo XX lograron grandes estrellas del gran pantalla, el tango, el torera, la televisión, el rock y el pop. Este permanente flujo operático tuvo una musculoso influencia en la vida social, al Detallar una forma y un lado para ser conocido; en lo primoroso, como espacio de desarrollo profesional para el artista; y en lo cultural, al Constreñir un espacio como centro para las artes, para la suscripción cultura y para estar a la altura de un país europeo, cuna nuclear del canon y cénit de la civilización. En esta asimilación de una cultura única y unívoca, Santiago no fue solamente el Municipal y Ají ni exclusivamente Santiago. A lo amplio del país se fueron levantando teatros de distintas dimensiones, de acuerdo a la magnitud de las ciudades y al faltriquera fiscal. Cerca de fines de 1871 en la capital existía el Teatro Doméstico, el Teatro de Variedades y el Alcázar Bucólico, con capacidad para personas en pleno centro cívico. Sus barrios 68 Al respecto: op. cit. Piña, pp Op. cit. Núñez, p

Tome las medidas de seguridad correspondientes, especialmente la protección de los Fanales. Nunca se debe efectuar perforaciones a mano, sin embargo que se podría quebrar o saltar las palmetas. Evitar la caída de objetos contundentes, los que podrían ocasionar quiebre o saltaduras de las cerámicas. Toda reposición de cerámicas, deberá ser ejecutada por personal competente, y siguiendo las instrucciones del proveedor. Se deberá observar especialmente el tipo de adhesivo a utilizar, y los distanciamientos entre las palmetas, según los coeficientes de dilatación característicos de cada unidad de los diferentes tipos. Se debe controlar cada 6 meses la calidad del sello que proporciona el material de fraguado en las uniones entre cerámicas de muros y pisos en baños y cocinas. Del mismo modo el sello elástico del atraque de las tinas y receptáculos de ducha a los muros, aunque que éstos con el paso del tiempo pueden constituirse en una posibilidad de filtración de agua.

10 Teléfono: Futuro en el dormitorio principal, recibidor de entrada. Para su facultad debe contactarse individualmente a GTD Manquehue S.A. u otra empresa que dé este servicio en el sector. Citófono: Este ingenio se ubica en la cocina. TV-Cable: Considera una caja con canalización salidas en el estar y en dormitorios. Debe contratarse individualmente a GTD Manquehue S.A u otra empresa que dé este servicio en el sector. 3.1 Materiales utilizados en el edificio Todos los materiales utilizados en el edificio, cumplen con las especificaciones técnicas de cálculo, instalaciones, y Edificación que fueron proyectadas para el edificio en conformidad a los requisitos técnicos de cada individualidad de los materiales.

6 Auque Auque Literalmente Auque-Auque significa remoto-antiguo, si lo traducimos de su lenguaje nativa, el Aymará. El sentido de la danza es de homenaje al hombre vetusto que ha alcanzado largos abriles de existencia, y a la vez es un homenaje al santo patrón que casi siempre es representado por un anciano. El ser anciano Cuadro semejante de superioridad y fortaleza, por eso se buscaba dignificarlos y honrarlos. "La danza de los viejitos" enfatiza su identidad y vivacidad a través de los que son capaces de hacer bailando.

119 De la clandestinidad y la decadencia En torno a el fin de la período de 1970, el Palace había acogido obras como Te llamabas Rosicler, La Remolienda, Pedro, Juan y Diego, permitiendo citas con la primera itinerario teatral Doméstico, en funciones para una élite melipillana que se sentía emplazamiento a asistir a estos espectáculos, y una clase media que podía satisfacer los boletos, gracias a lo esporádico de los eventos. Cuadro un manifiesto en su mayoría adulto que debía ser cauteloso para asistir a ciertas obras, manifestarse en divulgado, hacer comentarios o decidir derechamente si sumarse o restarse de cierto roce social. No todos observaban con buenos Fanales estas oportunidades de llegada a manifestaciones culturales. Existían grupos descontentos con el régimen y manifestaban su desagrado frente a instancias artísticas que consideraban exiguas y enfocadas a un sector exclusivo. Ganadorí lo manifestaba la revista Proyecciones 268, publicación de escaso tiraje, repartida de mano en mano, que en febrero de 1979 titulaba singular de sus artículos con el nombre Al escenario de epíteto. El redactor de la nota aseguraba que las obras exhibidas en Melipilla son vistas por personas (no todas, pero ) que poco o falta les interesa, y sólo lo hacen para lucirse frente a los demás, o en su ambiente social, son digamos, moldes con etiqueta, que de cultos artísticamente no tienen ausencia. La publicación proseguía señalando que la producción Particular es lamentablemente casi nula, es penoso ver que si no se es respaldado por una institución de solvencia, es admisiblemente poco lo que se puede hacer, no digo con esto que sea imposible, pero el resultado deja mucho que desear para todos. 268 Revista de febrero de 1979 en cuya elaboración habían trabajado Marcos Olate, Juan Conejeros, Julio Álvarez, Raúl Jara, Ángel Conejeros y Ricardo Romero.

Hay historia sin más, en su unidad. La historia que es, por definición, absolutamente social. En mi opinión, la historia es el estudio científicamente primoroso de las diversas actividades y de las diversas creaciones de los hombres de otros tiempos, captadas en su plazo, en el entorno de sociedades extremadamente variadas y, sin bloqueo, comparables unas a otras (el postulado es de la sociología); actividades y creaciones con las que cubrieron la superficie de la tierra y la sucesión de las edades. La definición es un poco larga, pero yo desconfío de las definiciones demasiado breves, demasiado milagrosamente breves 1. En la definición de Febvre, lo social no hace referencia a un ámbito particular de la sociedad, sino que incorpora a todos los ámbitos sociales. Esto es poco que, décadas más tarde, el mismo Niklas Luhmann postularía con su teoría de los sistemas socia- 1 Febvre, Lucien, Combates por la Historia, Barcelona, Ariel, 1992, pp

20 fiestas locales: el Carnaval (en el mes de febrero), las fiestas patrias (17, 18 y 19 de septiembre), el aniversario de la ciudad (11 de octubre), la Fiesta de la Primavera (octubre y/o noviembre) y el año nuevo (31 de diciembre). Todas ellas contaban con la existencia de buen clima para actividades al aire libre. Y bajo techo se añadía el espectáculo de los circos, la entretención más sonada para una ciudad de tierra y carretas, con permanentes visitas y estadíVencedor prolongadas en los céntricos y diversos espacios que se les facilitaban para su funcionamiento 61. En este préstamo o arriendo, siempre las autoridades acordaban con el dueño o administrador del circo la posibilidad de hacer reuniones masivas y actos para la comunidad, tomando en cuenta la amplitud y el carácter popular de los circos, que no existían en otro recinto cerrado. El panorama melipillano en el epílogo del siglo XIX Cuadro el de un municipio muy escueto en el ámbito de una verdad consonante. Se tenía para subsistir, pero el fisco consistorial pedía apoyos hasta para empedrar una sola calle y asfaltar una simple vereda. El hospital subsistía por el favor de la filantropía y la abnegada costura de las Hermanas Hospitalarias; el agua se sacaba del río Maipo; las iglesias de La Merced y San Agustín no tenían torres; los árboles plantados por la municipalidad como gran inversión en 1897 se habían secado; los 150 faroles a parafina para iluminar las calles no podían funcionar por la merma del presupuesto y sólo se encendían los cercanos a los edificios públicos. 61 Variadas fuentes datan la aparición de circos a Pimiento en diversas fechas, que abarcan la segunda centro del siglo XIX y los inicios del siglo XX. Entre ellos están el circo a cargo del jinete ecuestre Giuseppe Chiarini, entre los primaveras 1864 y 1869; por otro flanco, en 1884 arriba al puerto de Valparaíso el Circo Toutman de la grupo Pacheco; y en 1907, se anuncia en el diario el Tarapacá la venida del Circo Ponto a Iquique.

47 Bancal el de la competencia de guaguas, que en las fiestas patrias de 1930 ocupó un espacio privilegiado en la Plaza de Armas, premiando a la más robusta entre 30 que acudieron al llamado municipal. El campeón, de acuerdo a El Labrador, fue un Caprichoso encantador, rosado, rebosante de Lozanía, hijito del señor Armando Rivas y de la señAhora Tulia Palma de Rivas, avecindada en Los Guindos 136. Ese año, unido al gran pantalla sonoro, también debutaron las fiestas sonoras, gracias a Aguilera, a quien se le encomendó instalar un parlante en la Plaza de Armas frente al kiosco donde se ubicaba la banda de músicos para animar la fiesta con un repertorio mayor. La innovación entretuvo a la concurrencia y dejó un tanto lastimada a la sin embargo alicaída costado municipal, encargada, hasta ese entonces, de musicalizar todo festejo. La queja permanente recaía asimismo en que, fuera de las festividades, los domingos no había carencia que hacer en Melipilla, situación que a lo amplio de los años permanecería inalterable. Éste era quizás el fulgor propio de la identidad melipillana, que por estos díCampeón mostraría nuevamente una de sus caras: la renuencia a la construcción de un teatro municipal, a pesar de que el ansia del pueblo fuera lo contrario. Hay que memorar que en 1918 el regidor Vicente Elgueta había planteado la idea de alborotar un teatro municipal con una Edificación colonial. Su propuesta había sido realizada con arquitectos e ingenieros, y Figuraí las autoridades y el pueblo aplaudieron su ocurrencia. Pero a poco circular supieron que el hacienda Circunscrito no daba el encantado de no mediar un préstamo.

Se hicieron apoyar 186 El Labrador, 25 de octubre de por el Corro de Amigos del Cuadro, quienes servían como red y críticos de su trabajo. Residente en dicha escuela construida en 1940 y con un cloruro sódicoón de actos con decorado, el Cuadro Estético redebutó con la obra escrita por Armando Moock, Natacha, en que la directora Isaura Pelliza interpretaba el papel de Georgina, Graciela Valenzuela el de Natacha y Ada Casanova a Rosa. La crítica positiva al montaje Particular por parte de la prensa alcanzó asimismo para alabar los números de variedades que, al igual que siempre, acompañaban cada obra. Bendecida con una buena impresión, Isaura Tabardo realizó una tarea en materia cultural que la llevó a escribir notas sobre el tema en el periódico El Labrador y a formar parte de un naciente Agrupación cultural que en 1948 se comprometía a propagar una revista titulada Concurrencia. A esa prestigio, su Cuadro Exquisito brindaba funciones permanentes y fue un ejemplo de que en Melipilla era posible tener esperanza en el uso de sus espacios con teatro Específico. Lo que no lució ausencia auspicioso hacia finales de los cuarentas fue el cúmulo de tragedias administrativas que cruzaron al Teatro Serrano. Cabe proponer que a lo prolongado de esta período pasaron cuatro concesionarios a su mando: el ya conocido Francione, luego la sociedad Selman y Varcellino, ocupándolo primeramente Selman en exclusiva para posteriormente alcanzar paso a Varcellino Hermanos, y pero en 1950 le tocó a Hugo Stagno. Si el primero padeció la animadversión por su filiación política, los segundos a pesar de lo dificultoso que resultó el proceso de concesión manejaron con éxito la sociedad. Sin embargo ésta se dividió y, a poco circular, Selman recibió críticas porque las entradas eran muy caras, porque las películas no se oían y

99 todas las figuras del momento. Tendrían que sobrevenir traído figuras extranjeras y eso no se estilaba. En opinión de Arriagada, este prosperidad de la Nueva Ola que se extendió desde 1964 a 1973, permitió conversar de una industria musical Doméstico gracias al apoyo de los sellos discográficos, de las radioemisoras, prensa, administradores de salas y empresarios del espectáculo, en una relación donde todos ganaban. En Melipilla las funciones Triunfadorí lo demostraban. Todas eran a tablero vuelto, y aquello ratificaba la confianza de Arriagada tanto en el trabajo con Massoud, como en la calidad de la parrilla que había diseñado para encantar al público Particular. Yo agarraba mi auto, partía a Melipilla y le decía oye José, tengo a este músico y a este otro para el show. Llegaba a la radio, comíamos juntos y almorzaba con su grupo. Había una amistad, una credibilidad y una puesta de pilas para allá y para acá. Yo generalmente iniciaba mis giras en Melipilla, porque Cuadro para mí una cosa segura, marcaba el promedio de lo que podía hacer luego. Transportada en un pullman Mercedes Benz, la partida habitualmente recalaba en Melipilla compartiendo función con la ciudad de San Antonio. Esto significaba que el Súper Show 007 se iniciaba en el puerto a las 20 horas y una hora posteriormente comenzaba en el Palace de Melipilla. En el arranque de una de esas veladas actuó Yerko Milenko. De nombre Verdadero Mario Galleguillos, era un muchacho melipillano educado en la Escuela N 1, cuyos tíos de Santa Rosa en el sector de Puangue, tocaban el arpa, el concordeón y la guitarra. Desde muy damisela comenzó a cantar, influenciado por Miguel González y Charo González, dos hermanos melipillanos que hacían sus armas en el canto, participando en audiciones radiales y en espectáculos en Santiago y Valparaíso.

18 Se recomienda para los artefactos sanitarios lo próximo: Cada individuo de los artefactos fue sellado en el avenencia con las cerámicas, se recomienda cambiar estos sellos una oportunidad al año para mejorar el color y ofensa producido por el uso. La castidad de los artefactos es recomendable hacerla con un paño suave y jaboncillo. No utilizar solventes y virutillas, instrumentos que dañarán la superficie de éstos. Al costado de la tina se encuentra una celosía, la cual permite inspeccionar el desagüe. Se recomienda observar el estado del desagüe a los menos cada 6 meses. La tina tiene incorporado un sifón horizontal cuyo escurrimiento de las aguas puede ser beocio al caudal entregado por la challa de ducha, por lo tanto es posible que tenga una acumulación pequeña de agua en la tina mientras se baña, lo que es ordinario Se debe fijar de dejar siempre destapado el desagüe de los artefactos posteriormente de usar, de modo de evitar riesgos de derrame de aguas por acumulación en el artefacto. En los W.C., sólo debe utilizar papel taza, y en cantidades razonables por cada descarga.

Carlos Guerrilla Cuadro individuo de esos muchachos que se congregaban en la galería. Con sus amigos del suburbio Santa Elvira, sector al oriente de la ciudad y que se pobló en los primaveras vigésimo como un arrabal, acudía a las funciones del teatro con entusiasmo febril y mucho esfuerzo: El Teatro Serrano Bancal la diversión más sobresaliente que había en Melipilla. La primera ocasión que entré, íbamos a Museo porque no nos alcanzaba para platea. Para abonar la entrada teníamos que vender diez botellas, circular en todas las casas de Santa Elvira buscando botellas y juntando platita y posteriormente nos íbamos como siete u ocho chiquillos, y si nos sobraba comprábamos hallullas y frutas donde el señor Reyes. Él sacaba esos plátanos podridos y nos los vendía. Íbamos a ver a Cantinflas, a Jorge Negrete, a Fu Manchú, que parece que era una serial, a Antonio Aguilar, a ver películas de indios, de John Wayne, y cuando venían los indios zapateábamos. En la Salón podías acostarte, hacer lo que quisieras. Siempre estaban los de El Llanada, los de Los Cruceros y los de Santa Elvira. Y cuando llegaba uno de Santa Elvira el del otro flanco le gritaba y te veían todos. Cuadro como entrar a un decorado entrar a la Sala. Al igual que los otros ocupantes de la Salón, Conflagración aguardaba con sus amigos los momentos precisos para jugarle bromas al temido Paco Marín: A ese gallo todos lo agarrábamos para el hueveo, porque él no nos veía. Le decíamos Indio Marín!. Claro que si pescaba a individuo teníamos que salir todos detrás de él para que no le pegara tanto. Hueveábamos harto arriba. Ahí se subía el Paco a pararnos el coche para que no metiéramos más bulla y se llevara a cualquiera

8 El comportamiento natural de los materiales con los cuales se ha construido el unidad como son: la expansión y encogimiento por cambios de temperatura y humedad, la decoloración de los materiales por intención del sol y el clima, los enseres sísmicos, la condensación de agua, los bienes electromagnéticos y, finalmente, todavía el desgaste por uso van a necesitar en gran medida de las medidas de mantención adoptadas y del uso que usted le dé a su propiedad, por lo antecedente no están cubiertos por señal alguna. Le recomendamos tenga cuidado y tome todas las precauciones necesarias al momento de amoblar su sección y realizar instalaciones adicionales como lo son como por ejemplo: La establecimiento de cuadros y lámparas. Generalmente en el proceso de las mudanzas se producen daños a las terminaciones de muros y puertas que son de su responsabilidad si éstas llegaren a ocurrir, por lo cual le pedimos controlar. 1.1 MODIFICACIONES AL INTERIOR DEL Unidad Es importante mencionar que el Propietario que quiera realizar una modificación de su unidad debe contar tanto con la aprobación de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Lo Barnechea como de los organismos correspondientes. Adicionalmente, la Agencia y el Comité de Sucursal deben autorizar y aprobar los trabajos a realizar Interiormente del Edificio. Cualquier daño que se produzca al Edificio o a los departamentos de sus vecinos producto de trabajos de modificación de un sección, será de la exclusiva responsabilidad del mandante de dichos trabajos. Antes de hacer una modificación ya sea en los muros o en los pisos, debe contar con la aprobación del calculista y de los especialistas de instalaciones (detallados al click aqui final de este manual en capitulo 4.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *